Estamos poniendo orden en el Sistema Penitenciario de Nuevo León, y como parte de la estrategia de seguridad cerraremos este centro penitenciario.

Te invito a que veas esta noticia para que conozcas los detalles.

Gracias a las estrategias de control que hemos implementado dentro de los penales en los últimos años tenemos hoy centros penitenciarios mejor gobernados y una mejor reinserción social.

El tema de los penales y cierre inminente del Penal del Topo Chico ha sido un reto muy grande que se ha resuelto con gran éxito.

Contamos con la certificación de la Asociación de Correccionales de América para nuestros penales, algunos en proceso, esperando que en 2020 todos cuenten con esta certificación.

Asimismo, un hecho sin precedentes en Nuevo León han sido las medidas disciplinarias que impusimos y a los proyectos de ampliación de celdas en Apodaca y Cadereyta.

Desde el año pasado pusimos en marcha la remodelación de los penales de Apodaca y Cadereyta para así poder aumentar su cupo alojando mas reclusos.

En ellos se construirán 700 nuevas celdas, con recursos estatales y el apoyo del nuevo gobierno federal.

El Orden en el Sistema Penitenciario de Nuevo León fue uno de mis compromisos clave al inicio de esta administración y ya es una realidad.

Orden sistema penitenciario

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Hola, muy buenas noches. Mi nombre es Germán Granados y soy Asesor Técnico Pedagógico (4ta. generación). A la par de los festejos patrios que se viven en los planteles y los sentimientos nacionalistas que los docentes promovemos, nosotros, los ATP de procesos inconclusos, poco tenemos que festejar. Tras llevarse a cabo la legislación sobre las leyes secundarias, finalmente nos quedan sentimientos de soledad, rabia, decepción e impotencia por una dependencia y un sistema educativo que no nos valora y a la cual le ha importado poco nuestra función y futuro. Habiendo tenido, en el marco de las leyes y requisitos del Servicio Profesional Docente, la oportunidad de promovernos verticalmente, llegamos a una función que históricamente ha sido desdeñada por el mismo sistema que la creó. ¡Qué coraje fue descubrirlo sobre la marcha!

    Lo cierto es que crearon una función emproblemada, llena de vacíos legales en su promoción y reconocimiento dentro del sistema educativo y a la cual ahora dejan a su suerte. Pese a ser reconocidos como “actores de cambio” (cantaleta que una y otra vez nos dicen que somos), la verdad es que nunca les hemos importado ni han pretendido ayudarnos. Además, cuando nos acercamos a pedir certeza y ayuda, la culpa o responsabilidad de la situación que vivimos se la reparten de una a otra autoridad o dependencia.

    En las diversas juntas de mejora o asesoría a las cuales se nos cita para capacitarnos, siempre hemos recibido elogios y felicitaciones hacia nuestra función, además de reconocimientos por el compromiso y resultados que de una u otra forma demostramos. ¡Qué ironía! Ahora nos queda claro que son simple retórica vacía y nos demuestra que estamos solos en esta pugna por elevar la calidad en un sistema que no te valora.

    Somos docentes que han salido de las aulas llenos de compromiso, vocación y servicio. No merecemos un trato como el que se nos ha dado y esperamos con impaciencia que, algún día, finalmente alguien voltee a vernos y haga justicia por nosotros.

    ¡Inclusión, certeza y justicia para el ATP!

Haz clic aquí y realiza tus trámites, sin salir de casa.

Servicios en línea del gobierno digital de NL
Close Bitnami banner